¿Estáis buscando un curso de inglés? ¡7 errores a evitar!

¿Cuál es la intensidad adecuada? (1 - 2 veces a la semana), Pruebas de nivel: ¿on-line o presenciales? Método de enseñanza – ¡Es lo más importante si deseas aprender inglés!               ¿Libros de texto o expresión oral?

1) ¿Cuál es la intensidad adecuada? (¿1 - 2 veces a la semana?)

Recuerda cómo aprendiste tu idioma materno; de niños balbuceamos durante todo el día intentando hablar. Ahora imagina que, de niño, solo hablaras una hora y media, un vez a la semana... No conseguirías aprender a hablar nunca ¿verdad? Deberías buscar cursos más intensivos de idiomas, por lo menos de 2 veces, preferiblemente 3 veces a la semana, y siempre varias horas. ¡Cuanto mayor sea la intensidad, mejor! Además, con una mayor intensidad verás los resultados en pocas semanas. Si asistes a clases tan solo 1 vez por semana nunca notarás la diferencia...

2) Pruebas de nivel: ¿on-line o presencial?  

¿La escuela de idiomas te ofrece pruebas de nivel on-line? ¡Ojo! No hay nada peor que te asignen a un nivel equivocado, inferior o superior al tuyo. En cualquiera de los casos te sentirás como un idiota o te aburrirás tremendamente.

Para una evaluación verdaderamente objetiva de tu nivel de inglés no es suficiente una prueba escrita, tipo test de las que abundan en internet.

¿Cómo van a medir de esta manera tu capacidad para formar frases correctamente? ¿Y qué hay de tu capacidad de hablar el idioma?

Para determinar correctamente un nivel, ¡no puede faltar una prueba oral! O al menos una persona que hable contigo y averigüe tus habilidades, problemas para escribir o para hablar. Es necesario valorarlo en persona.

3) Método de enseñanza – ¡Es lo más importante si deseas aprender inglés! ¿Libros de texto o expresión oral?  

¿Cómo deben ser las clases? ¿Cuánto tiempo debe dedicarse a la teoría y cuánto a la práctica? ¿Cómo está estructurado el método? ¿Y qué hay de la práctica de la expresión oral?

Sin la práctica intensiva de la comunicación, sólo obtendrás conocimientos teóricos pasivos. Y aun así ¡éstos pronto se te olvidarán si no los practicas! Por lo tanto, la mayor parte de la clase debería dedicarse a la práctica.

4) No te dejes engañar

Prueba una lección introductoria, siempre es mejor sacrificar dos horas ahora para conocer el método, que tener que soportar luego medio año.

En la lección introductoria podrás responder a algunas preguntas tales como: ¿Me gusta el ambiente que hay en la escuela? ¿Me aportó algo la lección introductoria? ¿Me gustó el método que utilizaron? ¿Me gustó la clase? ¿Aprendí algo?

Si con la lección introductoria no pudiste responder a ninguna de estas preguntas… ¡es que no era una lección introductoria!

5) Seguimiento de resultados...

Puedes preguntar lo siguiente: ¿qué atención recibiré durante el curso? ¿Cómo controlan el avance? ¿Con qué frecuencia? ¿Se hace algún tipo de examen después de cada nivel? Cualquier escuela a la que vayas tiene que tomar responsabilidad por tu avance y mejora en el idioma.

6) Recuperar las clases...

Incluso si fueras un estudiante brillante, puede pasar que al cabo de unos días de clase te aburras      y quieras dejarlo. Esto suele pasar cuando, al saltarte alguna clase, no recuperas lo que se dio en esos días.

Pregunta si las clases son recuperables o si existe alguna otra manera de recuperar el contenido perdido. Los casos más difíciles de recuperar suelen ser los cursos que duran más de medio año.

 7) Profesores: Nativos y bilingües frente a españoles con estudios de inglés

Poner a los principiantes un profesor nativo que, naturalmente, sepa hablar inglés, pero que no pueda explicar bien las cosas, ¡puede ser una gran pérdida de tiempo! Y también puede ser muy desalentador. Si todavía no estás en un nivel intermedio alto o avanzado, necesitas ampliar el vocabulario, automatizar la formación de oraciones y trabajar en la fluidez de la expresión oral, entonces un profesor bilingüe tendrá muchas ventajas.

Te puede explicar todo fácilmente y sin atiborrarte con muchas palabras que no entiendas. No obstante, se deberá incluir, como complemento al curso, una audición más sencilla de un nativo de inglés.

El nativo es más conveniente si ya estás en el nivel avanzado, ya tienes un amplio vocabulario y te comunicas con cierta fluidez. Aquí ya no hace falta usar el castellano, este profesor nativo te hará avanzar a diferencia de un profesor que simplemente tenga un buen nivel de inglés.

Ha sido muy común en España que las personas que enseñaban inglés eran simplemente personas que habían estudiado magisterio o filología inglesa pero que realmente no tenían un dominio real del idioma. Nosotros preferimos formar a nuestros profesores con el método LITE, requerimos sean enérgicos, entusiastas, disciplinados y que  pasen unas pruebas de inglés oral y escritas (los que nos son nativos han vivido en países de habla inglesa y tienen un dominio muy alto a nivel escrito y oral).   

Copyright © 2014 LITE, Opletalova 36, Prague 1, tel: 00420 222 241 500, gsm: 00420 775 556 996. 

Visita GRATUITAMENTE una clase demostrativa
  • Madrid
  • Alicante
Fecha y hora:
Para ver los plazos, selecciona una ciudad.

Boletín de noticias

Cerrar sesión